Noticias Volver

DIC
20

PRESENTACIÓN OBRAS COMPLETAS DE GABRIEL Y GALÁN

PUBLICADO POR EDITORIAL DELIRIO

EN LA PUERTA DE TANNHÄUSER

PRESENTACIÓN OBRAS COMPLETAS DE GABRIEL Y GALÁN

El viernes 20 de diciembre a las 20h. presentamos las obras completas de José María Gabriel y Galán, libro publicado por Editorial Delirio en La Puerta de Tannhäuser. Nos acompañarán durante el encuentro el editor Fabio de la Flor y el autor de epílogo, Fernando de la Flor. Después Jaime Santos de la compañía la Chana Teatro, dramatizará y leerá alguno de los poemas, del libro. Al finalizar el encuentro la editorial invita a una copa de vino de La Zorra (Mirasierra, Mogarraz).


Gabriel y Galán. Nació en Frades de la Sierra (Salamanca) en 1870 y murió en Guijo de Granadilla (Cáceres) en 1905. Sus poemas son un reflejo del carácter del hombre que los escribe, destacando su tono melancólico, sensible y un espíritu conmocionado por por profundas convicciones religiosas. A los 15 años comienza sus estudios de magisterio en Salamanca.

 

Viajará por estudios a Madrid y Galicia, obteniendo finalmente el título de magisterio, trabaj en Guijuelo y Piedrahita, Pero será tras conocer a su mujer, Desideria García Gascón y casarse en Plasencia en 1898 cuando abandona la labor docente y se traslada a Guijo de Granadilla, donde administrará la dehesa El Tejar, uno de los latifundos propiedad de la familia de su esposa. Allí encuentra el tiempo y sosiego para madurar su poesía alrededor del campo y sus gentes.

 

Su consagración como poeta arranca en 1901 cuando en los Juegos Florales celebrados en el Teatro Bretón de Salamanca fue galardonado con la flor natural por su composición El ama, inspirada por la reciente muerte de su madre.

 

Miguel de Unamuno y Emilia Pardo Bazán fueron algunos de los coetáneos de su época que admiraron su obra y empeño por preservar y cuidar el campo rodeado de versos. En el prólogo será la misma Pardo Bazán la que alabará su escritura, como clásico entre los clásicos. Amante de la naturaleza y el campo.

Poeta que vivió en el retiro, que se reconoció y encontró el individuo en lo cotidiano, en el paso de las estaciones a la sombra de la encina. Encina que acompañaría al poeta hasta su muerte en 1905.

 

En su epílogo Fernando de la Flor, destaca la figura del poeta ecocristiano y la edición delirante que rescata todos sus poemas, algunos perdidos. Una mirada melancólica pero certera del mundo que vivió el poeta, ahora en este ejemplar que el lector tiene entre las manos, imperdurable y eterna.

 

Volver