Noticias Volver

JUN
02

HOMENAJE A GLORIA FUERTES EN LA PUERTA DE TANNHÄUSER

El viernes 2 de junio a las 20h. reuniremos en La Puerta de Tannhäuser

a personas maravillosas que harán un homenaje a la gran Gloria Fuerte.

HOMENAJE A GLORIA FUERTES EN LA PUERTA DE TANNHÄUSER

El viernes 2 de junio a las 20h. se homenajeará a una de las grandes poetas españolas del siglo XX en la librería La Puerta de Tannhäuser de Plasencia. Un recital, lectura y repaso por la vida de GLORIA FUERTES, celebrando los 100 años de su nacimiento.

En el evento participarán hombres y mujeres ligadas a la librería y al mundo de la cultura y la literatura. Escritores, lectores, pintores, traductores, actrices, cantantes y soñadores se darán cita en una tarde mágica, intensa y conmovedora en La Puerta de Tannhäuser, librería Premio Nacional al Fomento de la Lectura 2016. 

Encasillada hasta su muerte en la guardería de los ripios infantiles, Gloria Fuertes(Madrid, 28 de julio de 1917-27 de noviembre de 1998) fue mucho más que una entrañable caricatura televisiva. Infravalorada por los que desconocen el alcance de su obra poética y también por los que no han sabido calibrar la profundidad de su influencia en al menos dos generaciones de niños, hoy adultos que crecieron bajo el hechizo de su imaginación poética, Gloria Fuertes resurge en el centenario de su nacimiento con el aprecio literario que siempre mereció.

Se leerán fragmentos y poemas de tres de los libros editados este año en memoria de la autora:

- "El libro de Gloria Fuertes"editorial Blackie Books: con más de 300 poemas, algunos inéditos, 80 fotografías y dibujos y una pormenorizada investigación sobre su vida a cargo de Jorge de Cascante,

- La antología poética "Geografía humana y otros poemas" editado por Nordica y prologada por su amigo el poeta Luis Antonio de Villena.

- "Me crece la barba" Antologia de poemas para mayores y menores de Reservoir Books.

- "Poemas de la oca loca" editado por Kalandraka con poemas maravillosos para niños y adultos.

Gloria Fuertes tocó asuntos como el hambre, el suicidio, el amor libre, la heroína, el feminismo o el ecologismo. La Guerra Civil marcó su vida y su obra (“no tenía más que un traje, un cuaderno y mucho miedo a que se gastara el lápiz”), y la experiencia del horror tiñó sus versos de una íntima fractura: “En mi poesía el tema que más me interesa es el dolor, en mí y en los demás, por este orden egoísta. Después, el amor. En tercer lugar, lo contrario del amor: las injusticias, las guerras y los bichos”.

Escribió que no sabía si su poesía era “social, mística, rebelde, triste, graciosa o qué”; dejó claro que ser libre era la única etiqueta que aceptaba (“ahora una minoría vendrá a catalogarme, a encasillarme literaria o sociológicamente; la etiqueta se me desprenderá con el sudor de mis versos, y si me encasillan, me escapo”) y nos descubrió el infinito valor de lo sencillo, cómo a sus ojos.

“Todos los días son blancos, todas las noches son negras, y las tardes son azules y las mañanas son menta”.

Volver