LA SEMILLA EN LA NIEVE

LA SEMILLA EN LA NIEVE. EDICIÓN BILINGÜE

Editorial:
EDITORA REGIONAL DE EXTREMADURA
Año de edición:
Materia
VER TODOS LOS LIBROS DE POESÍA
ISBN:
978-84-9852-563-2
Páginas:
93
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata

15,00 €
Comprar

Ángel Campos Pámpano (1957-2008) nació en San Vicente Alcántara (Badajoz). Combinó sus tareas docentes y la escritura de poesía con la traducción literaria de autores portugueses como Fernando Pessoa, Eugénio de Andrade,António Ramos Rosa, Carlos de Oliveira, Sophia de Mello,Breyner Andresen o Al Berto.
Como poeta publicó Materia del olvido (1986), La ciudad blanca(1988), Cal i grafías (1989), Siquiera este refugio (1993), Como el color azul de las vocales (1993), De Ángela (1994), La voz en espiral(1998), El cielo casi (1999), El cielo sobre Berlín (t999), Jola (2003) y La semilla en la nieve (2004). Su obra completa ha sido reunida en La vida de otro modo (Poesía 1983-2008).
Fue director de la revista de literatura hispano-portuguesa Espacio/Espaço escrito, promotor del periódico Hablar/ Falar de Poesía y uno de los fundadores de la editorial Del Oeste Ediciones.
Entre sus premios y reconocimientos destacan el Premio Extremadura a la Creación (2005), el de Traducción "Giovanni Pontiero" y el premio "Eduardo Lourenço" que convoca el Centro de Estudios Ibéricos.
Reseña:

Aunque a ÁCP no le gustaba que alguien dijera de un libro que era el mejor de su autor, los lectores y la crítica(fue Premio Extremadura a la Creación) coinciden en señalar que "La semilla en la nieve", el último que publicó antes de abandonarnos intempestivamente, es el más logrado de cuantos el sanvicenteño dio a la imprenta. Se diría que ahí está él más que en cualquier otro. ¿Madurez, oficio? No. Me inclino a pensar que su meridiana excelencia es fruto de la nítida presencia en el libro -lo que le justifica y da forma- de su madre, de Paula Pámpano, verdadera protagonista de esta obra mayor. No es tanto su muerte, hecho ineluctable del que parte, como el vivo retrato de ella que su hijo consigue componer.
Le habría hecho mucha ilusión leerlo en portugués, esa lengua que, como a Paula, tanto amó.