CUADERNO DEL PRADO

CUADERNO DEL PRADO. DIBUJOS, NOTAS Y APUNTES DE UNA ILUSTRADORA EN EL MUSEO

Editorial:
NIDO DE RATONES
Año de edición:
Materia
VER TODOS LOS LIBROS DE ARTE
ISBN:
978-84-947986-0-3
Páginas:
160
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata

21,00 €
Comprar

Este Cuaderno del Prado es el resultado de un año de visitas de Ximena Maier al Museo: una serie de dibujos y acuarelas hechos al vuelo, acompañados de sus curiosas y entretenidas reflexiones sobre el Prado y el arte en general.
Ximena va al Museo del Prado desde hace más de 20 años. Dibuja, mira, escucha, toma notas... Unos días los dedica a Goya o a Velázquez y otros hace series de perros o de coronas o de manos. Tiene cuadros favoritos (como todo el mundo) y otros que no le gustan nada. A veces dibuja dependiendo de los bancos que encuentra (que son menos de los que a ella le gustaría) y otras veces deambula de una sala a otra y se para ante cualquier cosa que le llame la atención. A lo largo de estos meses ha tenido la suerte, además, de colarse en rincones a los que no suele llegar el público en general: la sala de radiografías, el taller de restauración de pintura, el gabinete de dibujos y estampas, la cafetería del personal... y ha recogido sus impresiones con ese particular sello suyo en unas acuarelas expresivas y rápidas, llenas de líneas por todos lados y de colores rotundos y transparentes que ahora comparte con nosotros aquí.
Muchos nos acercamos al Prado con una mezcla de reverencia y vergüenza, sintiéndonos un poco intrusos. Lo mejor de este libro es que nos da permiso para disfrutar de verdad, sacudiéndonos esa sensación y haciéndolo nuestro. Que lo es.

Ximena Maier nació en Madrid en 1975. Lleva trabajando como ilustradora desde 1999 (o sea, hace siglos) en periódicos (El País, Diario 16, La voz de Galicia) y revistas (Telva, Marie Claire, Yo Dona, Cosmopolitan, Woman, Mia, ) además de publicidad y prensa corporativa. Además ilustra libros para niños, guías de viaje y libros de cocina. Y no para de dibujar, en cuadernos, trozos de papel, en el iPad, en la arena o en cualquier pizarra que se ponga a tiro. Le gusta leer, comer y cocinar, los carteles tipográficos pintados a mano, la edad heroica de la exploración polar, la ópera italiana y los picnics. Tiene un marido, dos hijos, dos blogs, un perfil de Twitter y una cierta afición desmedida a Pinterest.