COMO LEONES

COMO LEONES

Editorial:
SIRUELA
Año de edición:
Materia
POLICÍACA Y NOVELA NEGRA
ISBN:
978-84-18245-57-2
Páginas:
268
Encuadernación:
Rústica
Plazo estimado de disponibilidad:
Disponibilidad inmediata

19,95 €
Comprar

LA NUEVA NOVELA DEL AUTOR DE BULL MOUNTAIN.

EL REGRESO DEL REY DEL COUNTRY NOIR.



«Como leones son 272 páginas de sacudidas, golpes directos y entretenimiento lector en estado puro».

DANIEL WOODRELL



Durante décadas, el clan Burroughs gobernó Bull Mountain a su antojo: traficaron con licor por todo el territorio de Georgia, cultivaron marihuana y abastecieron de metanfetamina a seis estados. Pero ahora eso ha pasado a la historia y Clayton Burroughs hace lo imposible por seguir adelante: como sheriff, con su reciente paternidad y con su convalecencia tras recibir un disparo el año anterior durante el enfrentamiento en el que murieron sus dos hermanos. Pero los clanes rivales, rondando como depredadores, han empezado ya a moverse, ansiosos por restablecer el flujo de drogas y efectivo. Una muerte imprevista precipitará los acontecimientos, llevando a los lobos directamente hasta la puerta de Clayton. Para salvar su montaña y a su familia, este necesitará encontrar una manera de, sin dejar de estar del lado de la ley, enterrar de una vez por todas el sangriento legado de su pasado.



Brian Panowich irrumpió en la escena de la novela negra con su contundente Bull Mountain, un debut que renovó el género del country noir,  obtuvo varios premios y se granjeó el reconocimiento unánime de críticos y lectores. Esta nueva y esperada obra lo consolida como una de las más poderosas voces de la ficción criminal del sur de los Estados Unidos.





«La historia, enclavada en las montañas de Georgia, honra con acierto a lo mejor del country noir y actualiza un subgénero esencial para entender una parte oscura de los modernos Estados Unidos. Esta gente de las montañas tienen un origen distinto al de la mafia pero el mismo código: lealtad, sentido de pertenencia, odio al poder y el honor entendido de una forma diabólica».

JUAN CARLOS GALINDO, El País